Side menu
If you want to know more about Jenny Kozlow, The Previda Method and "Padres de Hoy" Magazine, you can follow the Facebook Pages:

Read: Padres de Hoy / Leer Padres de Hoy

El año Materno

Jenny Kozlow | Analogías en el parto
9048
post-template-default,single,single-post,postid-9048,single-format-standard,edgt-cpt-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,homa-ver-1.6.1, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_menu_slide_with_content,width_370,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

Analogías en el parto

Analogías en el parto

 

Como Educadores Prenatales, nuestro principal desafío es familiarizar a nuestros alumnos con la experiencia que van a vivir cuando nace su bebe.  Es un desafío imposible de lograr. Parir es abstracto y inalcanzable porque aunque todos enfrentamos momentos similares en nuestro pasado que nos han pedido un acto de fe y coraje para salir adelante, el parto supera a las demás experiencias por ser tan cargada de significado y responsabilidad.  Es complejo por ser un acto no solo físico, emocional, mental y espiritual…pero, por ser un acontecimiento en parte invisible, misterioso y ancestral….. o sea, un acto intuitivo y primal.  

 

Creamos un concepto mas realista y positiva sobre la idea que nuestros alumnos tienen del parto, aclarando dudas y dejando ir ideas basadas en supersticiones y exageraciones de la cultura moderna, muchas veces carentes de información objetiva y actualizada.  Muchas parejas contemporáneas no sienten identificadas con experiencias intuitivas,  prefieren prepararse para algo controlable, medible y explicable ( cualidades del lado izquierdo del cerebro).  Cuando presentamos el parto como algo que no necesariamente calza con esas expectativas, hay resistencia. Esos conceptos han habitado las mentes de nuestros alumnos toda sus vidas. Dejarlos ir, no es fácil y produce ansiedad.

 

Una comparación del bebe, pasando por la pelvis es decir que es como una bola de basketball pasando por el aro.  Pero un nacimiento es diferente por unas razones muy importantes. El bebe esta haciendo movimientos ( la bola no) y la pelvis cambia su diámetro ( al aro no) con los movimientos de la madre. Para que la bola pasa por el aro, requiere presión. En el parto son las contracciones que ejercen presión. Cuando la presión no es suficiente, el equipo de salud aumenta la presión con fármacos, las manos empujando sobre el abdomen o pidiendo que la madre puje con mas fuerza. Pero esas soluciones no respetan la fisióloga de esa pelvis y ese bebe porque en ves de facilitar movimientos que aprovechan mas la gravedad, intervienen con maniobras anticipadas.

 

Es interesante conversar con sus alumnos en el curso de preparacion sobre comparaciones en nuestra vida cotidiana que imitan lo que es nacer, o sea, el pasar el bebe por la pelvis y el canal de parto. Es como pasar un sofa por el marco de una puerta estrecha? Es como pasar por un tunel subterraneo? O una mariposa saliendo poco a poco de su capullo? Las respuestas de ellos nos dicen mucho del concepto que tienen en relacion al espacio que hay en el cuerpo de la madre y las fuerzas que buscan la salida.

 

Pero mas allá de la parte mecánica del parto, como preparar a nuestros alumnos para la parte emocional? Como describir algo que usara partes de nuestra persona que no tienen nombre? O nunca hemos sentido antes?  Lo que nos queda es presentar analogías o comparaciones en nuestras vidas que aproximan un nacimiento e ir profundizando  acertadamente con conversaciones sobre los sentimientos que nos provocan  y las sensaciones que crean.  Al experimentar pruebas de resistencia y conexión con nuestra voz interna en esos momentos pasados (todas herramientas del Método Previda), nos damos cuenta que igualmente, esta vez, encontraremos medios de superación.    De esa manera, se dan cuenta que hay sentimientos y sensaciones en un parto que ya conocen y les han servido y por eso, están mas preparadas y familiarizadas con lo que viene. 

 

Si presentamos únicamente analogías físicas, como correr una maratona, analogías mentales, como terminar la tesis, analogías emocionales, como recuperarse de una crisis familiar….estamos dejando fuera la parte mas importante….analogías cuando sentimos que algo inexplicable nos acompaña y nos fortaleza con una intuición que sabe que hacer. Solo nos pide confiar en ella y no rendirse al temor y inseguridades de los demás.   Porque un parto nos pide eso.  Mas que hablar del parto como un acto de esfuerzo físico, recomiendo hablar y recordar bien a nuestras experiencias con esa voz intuitiva que siempre nos ha guiado bien. 

.

 



X